Video pasado Completar y continuar  

  No te avergüences por tener ansiedad


Vivencia

Date un momento para reflexionar sobre lo siguiente:

  • ¿Qué te estás diciendo a ti mismo/a por tener ansiedad?
  • ¿Qué piensas de ti por tener ansiedad?

Después, te invito a que te hagas una carta a ti mismo/a en la que cambias esto que te estás diciendo. Si no te sientes cómodo escribiendo una carta, entonces habla contigo frente al espejo.

La idea es que te hables o te escribas como si fueras la persona que más te ama en tu vida y que comprende por lo que estás pasando. Esto mismo que te dices en la carta, te lo puedes decir y recordar en cualquier momento que lo necesites.
En esta carta puedas llegar a un acuerdo de cómo harás el esfuerzo de hablarte y tratarte a ti mismo, con todo y que estés presentando ansiedad.


Ejemplos de qué puedes decirte a ti mismo por tener ansiedad:

  • Eres ser humano, no te hace menos persona el que estés teniendo ansiedad
  • Es lógico que estés presentando ansiedad, no significa que seas débil o que estés defectuoso
  • Eres una persona sensible y es normal que el estrés se esté manifestando así en ti
  • Hay muchas personas como tú, el problema no es como eres, sino cómo estamos llevando nuestras vidas